Blog Page Title

Ecuador dispuesto a colaborar con Suecia sobre Assange pero aún sin acuerdo

(EFE).- Ecuador está dispuesto a colaborar con la justicia sueca en el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, aunque aún no hay un acuerdo formal, dijo hoy a Efe el vicecanciller ecuatoriano, Xavier Lasso.

En declaraciones a Efe en Riad durante la IV Cumbre de América del Sur y Países Árabes (ASPA), el vicecanciller señaló que “la cooperación judicial con Suecia va bien”, aunque agregó que este asunto no está solo en manos ecuatorianas.

“Le dijimos a la justicia sueca que venga a la Embajada a tomar declaración a Assange porque, si sale, los británicos le van a tomar preso y si lo mandan a EEUU le van a poner o cadena perpetua o condenar a muerte, y eso es lo que nos preocupa”, destacó Lasso.

Un equipo ecuatoriano viajó a Suecia para abordar el caso de Assange, refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde hace más de tres años, mientras que está previsto que los suecos visiten pronto Quito.

“La justicia sueca puede realizar una investigación y nosotros estamos para proteger su integridad y sus derechos humanos. Está claro a todas luces que es un ciudadano amenazado por los crímenes entre comillas de estas filtraciones de WikiLeaks”, apuntó el vicecanciller.

“Si nosotros somos el Estado asilante -continuó- hay una parte de la ley ecuatoriana que tiene que cumplirse y de eso trata el acuerdo de asistencia penal (que se negocia con Suecia)”.

Asimismo, el vicecanciller indicó que “todavía no hay acuerdo formal” y expresó su esperanza de que la visita de los suecos a Ecuador sirva para “avanzar en un documento que es relativamente sencillo”.

Tras perder un proceso legal en el Reino Unido, Assange acudió en junio de 2012 a la Embajada de Ecuador en la capital británica -que después le concedió asilo político- para evitar ser extraditado a Suecia, que le reclama para interrogarle por presuntos delitos sexuales cometidos en 2010.

El australiano teme que, si es extraditado al país escandinavo, sería entregado a Estados Unidos, donde podría afrontar la pena de muerte por las revelaciones de su portal, que destapó secretos de gobiernos de todo el mundo.

Assange ha pasado más de tres años encerrado en la Embajada ecuatoriana debido a la falta de acuerdo entre los países implicados, pues el Reino Unido se niega a facilitarle un salvoconducto para viajar a Ecuador y Suecia ha rechazado hasta ahora interrogarlo en la legación diplomática.