Blog Page Title

Obama descarta nueva invasión a Irak pero defiende envío de fuerzas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, descartó  que la presencia de tropas especiales en Iraq anteceda a una invasión militar como la de 2003, pero justificó el envío de 100 nuevos soldados a ese país.

Luego del anuncio del secretario de Defensa, Ashton Carter, de que desplegarán efectivos para realizar acciones en ese territorio y en Siria, el mandatario defendió esa decisión al argumentar que se necesita combatir y derrotar al Estado Islámico (EI).

En entrevista transmitida este jueves por la cadena CBS, el ocupante de la Casa Blanca manifestó que las fuerzas especiales norteamericanas están entre las mejores del mundo y, aunque no van a destruir por sí solas al grupo terrorista, pueden dar un conocimiento de la situación en el área.

La noticia de este nuevo envío de tropas, sin embargo, ha puesto en tela de juicio las declaraciones realizadas con anterioridad por el Gobierno estadounidense de que no habría soldados sobre el terreno.

Según precisó ahora el jefe de Estado norteamericano, esa expresión en realidad significa que ni en Iraq ni en Siria habrá una invasión como la de 2003, con batallones que se desplacen por el desierto.

Inicialmente, Obama había descartado el uso de fuerzas terrestres contra el EI, para depositar la confianza en los ataques aéreos realizados por una coalición internacional desde agosto de 2014, pero tales operaciones no han evitado la expansión de los extremistas.

Pese a que el propio Gobierno iraquí declaró que no necesita el apoyo de tropas extranjeras sobre el terreno, Washington aprobó la presencia de efectivos adicionales, que se unen a los cerca de tres mil 500 militares estadounidenses que realizan misiones en Irak.

Luego de ese anuncio, milicias chiitas en Irak se comprometieron a luchar contra las fuerzas norteamericanas que lleguen al país.

Al mismo tiempo, Obama dio la bienvenida este miércoles a la votación efectuada en el Parlamento británico para lanzar ataques contra el EI en Siria, similares a los que ya realizan sobre Irak.

El mandatario celebró, además, la aprobación del gabinete de Alemania a una misión para ofrecer asistencia militar de apoyo a la lucha contra el grupo terrorista.A finales de octubre Estados Unidos decidió también el despliegue de fuerzas especiales de su Ejército en suelo sirio supuestamente para cumplir funciones en calidad de asesores de grupos armados que buscan derrocar al presidente Bashar al-Assad. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/