Blog Page Title

El acuerdo climático de París sería insuficiente

Para los pioneros del concepto del cambio climático, limitar la temperatura a 2 grados centígrados no ataca el problema.

Para entender el cambio climático y el llamado acuerdo histórico de París, primero se deben comprender varios conceptos como el calentamiento global. Piense entonces que la tierra es como un hogar en llamas. Según científicos y ambientalistas, si a una persona le dijeran que su vivienda se quema, seguro y haría algo al respecto.

Ocurre algo similar con la Tierra, el hogar de los humanos. Desde la década pasada científicos y pioneros del concepto cambio climático, como James Hansen, advierten que desde el siglo XIX la temperatura del planeta y de los océanos se ha elevado a 0,8 grados centígrados.

¿Cuál ha sido la causa del calentamiento global? El consenso científico es que la temperatura se ha elevado principalmente por la cantidad extra de gases de efecto invernadero que los humanos enviaron a la atmósfera desde la Revolución Industrial. El 87% de estos gases es CO2 o dióxido de carbono, que atrapa el calor en la Tierra. Es decir mientras más combustibles fósiles se queman, para mover la producción de un país o alumbrar las ciudades, por ejemplo, se añaden otras miles de toneladas de CO2 a la atmósfera. El planeta se calienta.

“Aún si la humanidad entera y potencias contaminantes cortan a cero sus emisiones de gases de efecto invernadero, ya hemos enviado suficientes carburantes a la atmósfera como para elevar la temperatura en un grado centígrado”, dijo Hansen en un análisis publicado antes de la COP21 de París.

Es por esto que Hansen y otros especialistas, como William Nordahus, profesor de Economía en la Universidad de Yale, critican el acuerdo de insuficiente.

Hansen va más allá y en el periódico The Guardian lo tildó como “un fraude. Tenemos un objetivo de limitarnos a 2 grados centígrados y vamos a tratar de bajar la temperatura un poco menos en 5 años. Son solo palabras sin sentidos, no hay acción, sino solo promesas”.

Para el exjefe de climatología de la NASA, siempre que la producción de los combustibles fósiles sea más económica, los países no se adaptarán a formas más sustentables de energía.

Indicó que al acuerdo solo ‘insta’ a los países a alcanzar un pico de emisiones ‘lo antes posible’, pero no establece un objetivo claro o vinculante, ni fija un calendario.

En ese sentido el asambleísta de AP, Carlos Viteri, mencionó ayer en un programa radial que es lamentable, que “no existan compromisos ni metas pensadas al 2020, después de la COP21”. Para él, Ecuador se está mucho más que las potencias contaminantes por adoptar medidas amigables con el ambiente.

Desde 2014, un año antes de la Cumbre de París, las potencias enviaron sus compromisos de reducción de emisiones. Estados Unidos, por ejemplo, cortará sus emisiones de CO2 el 26% hasta 2025. China en 2030 llegará al pico de sus emisiones.  Si bien estas promesas son plausibles, según un estudio del Instituto MIT, serían también insuficientes para mantener la temperatura por debajo de los 2 grados.

Estados Unidos, por ejemplo, debería disminuir el 80% de la producción de emisiones para marcar la diferencia, un porcentaje que se contrapone a la lógica del consumo de ese país.  “El capitalismo es sumamente contradictorio con el medio ambiente, porque promueve la cultura del descarte”, dijo Fander Falconí, a la Radio Pública. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/