Blog Page Title

El bicarbonato tiene una cantidad de usos innumerables

BLANQUEADOR 

Blanquea tus dientes con bicarbonato de sodio, agua y un poquito de sal. Cepíllate y luce una sonrisa resplandeciente.

 

UÑAS BLANCAS 

Si eres de las que siempre lleva una manicura impecable, y pasas de un color vibrante al otro que está de última moda, probablemente entre tono y tono has notado que el color natural de tus uñas es un tanto amarillento, esto se debe al exceso de esmaltes. Para devolverle el tono natural y saludable a tus uñas la recomendación es frotar bicarbonato de sodio y agua con la ayuda de un cepillo pequeño— puedes utilizar uno de dientes viejo.

 

BUEN OLOR

Una vez a la semana date un baño relajante en la bañera. Además de las sales relajantes, agrega también una cucharada de bicarbonato de sodio al agua. Esto te permite neutralizar olores del cuerpo, eliminar cualquier tipo de transpiración, desechar toxinas y suavizar tu piel.

 

EXFOLIANTE FACIAL 

Como regla general, sabemos que los exfoliantes abrasivos no son indicados para la cara. Son mejores los productos suaves pero al mismo tiempo efectivos. Recomendamos, por tanto, exfoliar el rostro una vez por semana con una mascarilla que contenga una cucharada de miel orgánica y una de bicarbonato. Masajea uniformemente con movimientos circulares y deja actuar por al menos un minuto. Consigues así un rostro fresco, suave y al mismo tiempo evitas que aparezca el acné.

 

DESODORANTE

Sirve para neutralizar olores, por esta razón es una excelente alternativa de desodorante ecológico y hecho en casa. La recomendación es hacer una pasta de bicarbonato con diez gotas de un aceite esencial de tu preferencia. Aplícala debajo de los brazos con la ayuda de un cepillo pequeño.