Blog Page Title

Arzobispo Luis Cabrera afirma que es tiempo de renovar la esperanza

Los católicos del mundo y también de Guayaquil asisten a las iglesias este Miércoles de Ceniza para participar de la misa y recibir la imposición de la ceniza, en forma de cruz, en la frente, símbolo con el que se inicia la Cuaresma.

Monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil, manifestó que el Miércoles de Ceniza tiene dos significados para el católico: uno es la ceniza que es símbolo de la fragilidad de la vida humana y a la vez de la esperanza; y, el otro que marca el inicio de la Cuaresma (que representa el ayuno de 40 días de Jesucristo en el desierto), preparando a los católicos para celebrar el misterio pascual de la pasión, muerte y resurrección.

Señaló que la frase, extraída de las escrituras, “Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”, que se pronuncia cuando se impone la ceniza en la frente de los fieles, es justamente una de las expresiones del primer significado de la brevedad del tiempo y la fragilidad.

“Se pasan los años, las fuerzas van disminuyendo, la inteligencia pierde su lucidez… hay que acordarse de eso, porque a veces nos olvidamos y nos volvemos prepotentes, soberbios y creemos que nunca vamos a morir”, manifestó Cabrera.

La segunda parte, añadió, es la esperanza. “Conviértete, cree en el evangelio, levanta la cabeza y toma conciencia de lo poco que somos y a la vez abrirnos a Dios, ahí recuperamos la alegría de vivir”, señaló.

El arzobispo expresó que las prácticas del ayuno y la abstinencia han cambiado las formas. “En el antiguo testamento decía que lo importante no es rasgar las vestiduras sino los corazones, que ese corazón se vuelva más cálido, más generoso, más solidario…”.

El ayuno debe ser pensado como una expresión de solidaridad, dijo. “Lo que hoy me privo comparto con los demás porque de nada serviría si hoy dejo de comer y mañana como el doble”, recalcó.

Mencionó que las obras de misericordia que el papa Francisco recuerda son un buen camino para poder vivir el ayuno y la abstinencia en este tiempo. La ceniza que se impondrá en la iglesia de la Catedral fue elaborada hace dos meses con ramos y cruces del Domingo de Ramos pasado, hojas dominicales y estampas religiosas bendecidas, dijo el sacristán Ernesto Quiñónez. (I)

http://www.eluniverso.com/