Blog Page Title

Se realizan primeros trasplantes exitosos de órganos VIH positivos

Se trata del primer trasplante de órganos de un donante con VIH a dos receptores que también sufren de la enfermedad. La hazaña la realizó un equipo de cirujanos en Baltimore, Estados Unidos.

¿Por qué se volvió importante este trasplante? Porque es una opción ansiada desde hace tiempo para personas que portan el virus del sida y que sufren de problemas renales o hepáticos.

La Universidad Johns Hopkins anunció este miércoles que ambos pacientes se están recuperando bien: uno recibió un riñón y el otro un hígado de un donante fallecido. Generalmente los órganos de una persona con VIH son desechados.

“Esto podría significar una nueva oportunidad de vivir”, declaró el doctor Dorry Segev, un especialista en trasplantes de la universidad que había pedido al gobierno levantar la prohibición vigente desde hace 25 años.

Estimó que cientos de portadores del VIH se beneficiarán con los trasplantes.

Para quienes no tienen VIH, nada cambia. No podrán recibir un órgano VIH positivo.

Los trasplantes, realizados a comienzos de mes, son parte de una investigación para determinar si los trasplantes de órganos que contienen el VIH pueden ayudar a portadores del virus.

La razón: los avances en los medicamentos antisida han hecho que los portadores del VIH vivan por más tiempo, hasta edades en que pueden sufrir atrofia de sus órganos, ya sea a raíz del VIH o por cualquier otra razón. En Estados Unidos, las personas VIH positivas pueden recibir trasplantes de donantes VIH negativos, como cualquier otra persona en la lista de espera.

Esa lista es sumamente larga —para riñones asciende a más de 100.000 personas— y miles de personas mueren esperando cada año. No se sabe cuántos de ellos tienen VIH, pero Segev indicó que la presencia del virus aumenta las probabilidades de morir mientras uno está en lista de espera.

Si la práctica tiene éxito, podría reducir la lista ya que los pacientes VIH positivo recibirían los órganos que solo ellos pueden recibir. Segev estimó que entre 300 y 500 potenciales donantes VIH positivos mueren cada año, lo que significa 1.000 trasplantes adicionales que ahora se podrían hacer. “Es algo que aumenta el conjunto de donantes potenciales y permite a más personas recibir trasplantes. Esa es la ventaja de esta práctica, pero es un experimento, así que lo estaremos vigilando estrechamente”, dijo el doctor David Klassen de la Red Unida de Donación de Organos, que supervisa las donaciones en la nación. (I)

http://www.eluniverso.com/