Blog Page Title

Merman donaciones para Manabí

La respuesta por ayudar a los damnificados por el terremoto ocurrido en Manabí hace una semana disminuyó. Ayer, en algunos centros para recibir donativos, el trabajo que se hacía era acomodar los productos entregados la semana pasada.

Ese fue el panorama que se observó en los bajos de la Gobernación del Azuay, donde los voluntarios esperaban las donaciones que llegaban a cuentagotas, pero mientras eso se daba, aportaban acomodando bultos y cajas.

En la evaluación que realizó el Comité de Operaciones Emergentes, COE, se agradeció por el apoyo recibido la semana pasada, pero se insistió que la ayuda no cese, más cuando en la siguiente fase de la emergencia lo primordial es implementar los albergues que acoge a más de 29.000 damnificados.

Según el gobernador del Azuay y presidente del COE, Juan Cristóbal LLoret, lo urgente ahora es la dotación de alimentos, pues el servicio de agua de a poco se está normalizando y gracias al aporte de ETAPA estos poblados tienen garantizados 13.000 litros diarios de este elemento.

 Edificaciones  
En cuanto a los daños que el sismo dejó a varias edificaciones de esta provincia, el Gobernador aseguró que no hubo mayores dificultades. En los templos de Zhidmad, Gualaceo, y de Pucará aseguró que están fuera de peligro.
Mientras que en el caso del conservatorio José María Rodríguez, mencionó que esperan el resultado de un estudio técnico para aplicar una técnica de reconstrucción y mejorar el muro afectado para no derrocarlo.

 Albergues

La desesperación de quedarse en medio de la nada ha obligado a varios damnificados a viajar a otras provincias, entre ellas Azuay.

Esto ha impulsado que organizaciones ciudadanas generen campañas de acogida que, según la directora distrital del MIES, Juanita Bersosa, no es lo más adecuado. Y aunque bien podrían implementar un albergue insiste que, según el protocolo de emergencia, hay que pensar no solo en el traslado, sino en el futuro de esas personas que estarán fuera de su entorno familiar.

Otro efecto que se deja con estas situaciones es que se carga una nueva responsabilidad sobre las autoridades locales, sobre una situación que se generó en otra zona del país donde sí existen espacios de acogida.

Sobre esto, Marcelo Abril, director ejecutivo de Acción Social Municipal, dijo que si algún damnificado llega a Cuenca podría ser acogido por un tiempo no mayor a 15 días en cualquiera de los espacios municipales, siempre y cuándo sigan un proceso y pasen por un estudio socio familiar.

 Puntos de donación
Para mantener la ayuda aún están disponibles los puntos de donación ubicados en la Gobernación del Azuay, Casa de la Provincia en San Blas, Desarrollo Social Municipal en las calles Borrero y Presidente Córdova, Banco de Alimentos en Turi y los locales del MIES. (JGJ)  (I)

 

Fuente el Tiempo Cuenca.