Blog Page Title

Jueza de Paz se nombra en Morona Santiago

La Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura de Morona Santiago, en coordinación con el Gobierno Autónomo Descentralizado de la parroquia San Vicente de Zuñac, presentaron y posesionaron a Olga Chacha Chimbolema como Jueza de Paz de esta localidad.

Olga nació en esta parroquia hace 19 años y cursa el último año de bachillerato en Ciencias, en la Unidad Educativa a distancia “Dr. Camilo Gallegos Domínguez”. Luego de participar de talleres de capacitación esta joven fue elegida jueza de paz por una asamblea comunitaria que se conformó por pobladores de varias comunidades. Ella es la quinta jueza de paz posesionada en la provincia de Morona Santiago.

Edmundo Pino, coordinador provincial de Control Disciplinario del Consejo de la Judicatura de Morona Santiago, posesionó a la jueza de paz y tomó el juramento correspondiente.

“En la nueva jueza de paz, recae un reconocimiento importantísimo, por la confianza que han puesto sus conciudadanos en ella, quienes son los que deben fortalecer esta forma de justicia, dejando a un lado la cultura del litigio y la confrontación, aprendiendo a ceder y a buscar alternativas para solucionar conflictos”, destacó Pino.

Por su parte Olga Chacha agradeció el apoyo brindado por el Consejo de la Judicatura en todo el proceso y se comprometió a desempeñar sus nuevas funciones con responsabilidad, confianza y esfuerzo.

San Vicente de Zuñac, es una parroquia fronteriza del cantón Morona. Se sitúa en el límite entre las provincias de Morona Santiago y Chimborazo y cuenta con aproximadamente 250 habitantes, quienes se dedican mayoritariamente a la agricultura y la ganadería.

La mayor parte de conflictos que se presentan en esta parroquia son por linderos de tierras e injurias calumniosas.

La jueza de paz conocerá y resolverá sobre la base de la conciliación y la equidad, los conflictos individuales, comunitarios, vecinales y obligaciones patrimoniales de hasta cinco salarios básicos unificados del trabajador en general, que se sometan a su conocimiento.

También conocerá las contravenciones que no impliquen privación de libertad y no podrá conocer casos de violencia contra la mujer, niñas, niños o adolescentes; en tales situaciones deberá remitir el expediente a las autoridades competentes; la justicia de paz tampoco prevalecerá sobre la justicia indígena.

 

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN – MORONA SANTIAGO