Blog Page Title

Acacho se juega su última carta

  CASO. El asambleísta por Pachakutik José Acacho fue sentenciado por las protestas ocurridas en 2009 en Morona Santiago. (Foto: Archivo La Hora)

El asambleísta por Pachakutik José ‘Pepe’ Acacho y el expresidente de las juntas parroquiales de Morona Santiago Pedro Mashiant se juegan esta semana la última carta que les queda para revertir de la sentencia de 12 años de privación de la libertad que pesa en su contra.

Ellos fueron procesados por el presunto delito de terrorismo organizado, tipificado y sancionado en el inciso segundo del artículo 160.1 (160-A), del Código Penal anterior.
Los dirigentes indígenas fueron vinculados a la muerte del profesor indígena Bosco Wisuma, ocurrida en 2009, durante una protesta contra la denominada ‘ley de aguas’.

La sentencia de primera instancia se dictó en julio de 2013 y en agosto del mismo año, los sentenciados presentaron el recurso de apelación que fue concedido en septiembre. Posteriormente, en agosto de 2014, la Sala Única de la Corte Provincial de Justicia de Morona Santiago, rechazó los recursos y confirmó la sentencia en todas sus partes.

El recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ) fue presentado en octubre de 2014 y para el 6 de octubre de 2015 se fijó la audiencia oral y reservada en la que se debía resolver la situación jurídica de los sentenciados.

Julio César Sarango, abogado defensor de Pepe Acacho, pidió el diferimiento de la audiencia, que se postergó por otras circunstancias ajenas al pedido.
Para esta nueva convocatoria, que está fijada para este jueves, a las 09:45, los jueces de la Sala Penal de la CNJ, Miguel Jurado, Gladys Terán y Jorge Blum, hacen saber a las partes procesales que, de conformidad con lo que determina el artículo 255 del Código de Procedimiento Penal, la audiencia tendrá el carácter de reservada. (LC)

La tesis del sentenciado

Para Pepe Acacho, la sentencia que pesa en su contra no es válida, pues según dice, la figura del terrorismo y sabotaje, desapareció como tal en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), que entregó en vigencia en agosto de 2014. Adelantó que si el recurso de casación no es aceptado en la Corte Nacional de Justicia, llevará el caso a instancias internacionales.