Blog Page Title

Familias conocieron en el Cisne 2 al gigante Cristo del Consuelo

El imponente monumento de bronce del Cristo del Consuelo, de 36 metros de alto con la estructura que lo soporta, recibió ayer a decenas de visitantes en el complejo del Cisne 2, en el suburbio de Guayaquil. Eran devotos de Él o creyentes que admiraron la escultura recién entregada a la ciudad, luego de una procesión el sábado 17.

Teresa Barrios, de 70 años, contempló por varios minutos la imagen junto con su pareja, Jorge Peralta. “Está bonito. Toda mi familia cree en Él porque siempre nos ha cuidado y cumplido nuestros pedidos”, dijo la habitante de la isla Trinitaria.

“Mis seis hijos han seguido el camino del bien, tenemos salud, trabajo y lo último que nos ha concedido es sanar a mi nieto que nació malito con una hernia. Ahora está bien”, expresó admirada por el tamaño de la imagen.

Alfredo Esquivel junto con su esposa, Teresa Olmedo, y sus dos hijos también visitaron el monumento y se fotografiaron a sus pies. Ellos llegaron desde Milagro para verlo de cerca. Hace dos semanas también lo vieron, pero de lejos, cuando le daban los últimos retoques.

“Yo crecí en el sector del Cristo del Consuelo y mis padres aún viven ahí. Cuando tengo libre (en su trabajo) visito a mi familia y paso por aquí para agradecerle por todo lo que nos da”, expresó Esquivel. Él aseguró que la vida de su hijo es un milagro que le atribuye al Cristo del Consuelo y a la santa Narcisa de Jesús.

Hace cinco años nació su hijo con ictericia y los médicos le habrían dicho que podría tener secuelas. “Pero gracias a Dios no fue así, él es un niño sano e inteligente. Se lo debo a Él y a la Narcisita”, aseguró.

Decenas de personas llegaban a pie, en tricimoto y en carros para observarlo detenidamente, compartir un rato en familia, y fotografiarse con la imagen. Esto, a la vista de un guardia de seguridad contratado para resguardar al monumento y a los visitantes.

El Cisne 2 es el nuevo destino de la procesión del Viernes Santo, cuando la imagen del Cristo sale de su santuario de Lizardo García y la A. (I)

http://www.eluniverso.com/