Blog Page Title

Indígenas aseguran que Gobierno busca detener a sus líderes tras hechos violentos en Morona Santiago

Responsabilizan al régimen de lo que les pueda llegar a ocurrir a sus dirigentes

A través de un comunicado de prensa, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE) indicó que pudieron conocer “la intención” del Gobierno de detener a líderes indígenas y de la regional amazónica tras los hechos violentos ocurridos el pasado 14 de diciembre en la provincia de Morona Santiago, durante los cuales un policía murió.

 

Según manifiestan en el documento, “la causa iniciada por la Fiscalía contra el presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar –FICSH-, Agustín Wachapá, detenido arbitrariamente por la noche del 20 de diciembre, involucra además a casi una decena de dirigentes de Pastaza y Morona Santiago”.

Aseveran que no existen condiciones de seguridad para los líderes en calles y espacios públicos y que “una red de agentes e informantes se han desplegado por el centro sur amazónico con el único fin de buscar medios para inculpar a dirigentes y judicializarlos”.

Además, acusan que “la censura, difamación y bloqueo a la información con la que actúa el gobierno en el marco del estado de excepción y la militarización, impiden transmitir íntegramente la gravedad de las condiciones, pero quienes vivimos en carne propia la persecución damos fiel testimonio de lo aquí pronunciado”.

La CONFENIAE afirma que la detención de seis campesinos, dos profesores y Wachapá “demuestra el estado de indefensión jurídica ante la vulneración de derechos fundamentales y ante un sistema de justicia que es apéndice de la política represiva y criminalizadora del gobierno”. Y responsabilizan al Gobierno de lo que les pueda pasar a sus dirigentes.

“En este marco advertimos que lo que pudiera llegar a ocurrir con los dirigentes de FICSH, NASHE, NAE, Fenash-P, Sarayaku y CONFENIAE será de total responsabilidad del actual régimen. Las consecuencias que pueda generar el encarcelamiento de uno de nuestros hermanos, el allanamiento a sus moradas o el amedrentamiento a sus familias y comunidades utilizando el estado de excepción, serán de total y absoluta responsabilidad del gobierno y el mundo entero conocerá que en el Ecuador se violan los derechos humanos, se prescribe a líderes y se destruye a las organizaciones”, indica el comunicado.

Y finalizan asegurando que su lucha se mantiene firme y sostienen que la acción del Gobierno en Nankints “no tiene precedentes en la historia, militares disparando contra el pueblo Shuar al que décadas atrás condecoraban como héroes del Cenepa, tanquetas desplegadas en territorio, helicópteros amedrentando a pobladores, allanamiento a hogares campesinos, policías persiguiendo a dirigentes, violaciones permanentes del debido proceso, se ha instaurado un estado policíaco que al parecer no se detendrá hasta satisfacer los intereses económicos de sus aliados transnacionales en detrimento de los intereses del pueblo Shuar y de un sector creciente de la población ecuatoriana que se ha sumado a nivel mundial a rechazar la beligerante actitud demostrada por el presidente de la República”. (JPM)

Fuentes: Ecuavisa – CONFENIAE Y http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818813358