Blog Page Title

Ley amazónica impulsa Correa

La propuesta legal llega a la Asamblea desde el Ejecutivo y contiene cuatro aspectos generales: ambientales, culturales, sociales y económicos. 

EL COMERCIO:

El presidente Rafael Correa envió este viernes, 23 de diciembre del 2016, el proyecto de Ley Orgánica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica a la Asamblea Nacional. El Consejo de Administración Legislativa (CAL) todavía no lo ha calificado ni asignado a ninguna Comisión. En el documento, el Mandatario menciona que el territorio de las provincias amazónicas, por la importancia de su ecosistema y al ser necesario para el equilibro ambiental del planeta, debe constituir una circunscripción territorial especial que debe estar regida por una ley conforme a una planificación integral participativa. Esta propuesta incluye aspectos sociales, económicos y un ordenamiento territorial “que garantice la conservación y protección de sus ecosistemas y el buen vivir”. Además, se expone que esta norma se da para cumplir con el mandato de la Constitución del 2008. Los fines de la conformación de este régimen especial son:

1. Alcanzar el desarrollo equitativo y solidario.

2. Promover sin discriminación alguna y en los términos previstos en la Constitución la vigencia y el efectivo goce de los derechos constitucionales y de los instrumentos internacionales.

3. Fortalecer la unidad nacional en la diversidad, la recuperación y conservación de la naturaleza y el mantenimiento de medio ambiente sostenible y sustentable.

4. Obtener un hábitat seguro y saludable para los ciudadanos y la garantía de su derecho a la vivienda en el ámbito de sus respectivas competencias.

5. Construir el desarrollo planificado participativamente para transformar la realidad y logar la distribución equitativa de los recursos y la riqueza que permitan alcanzar el buen vivir. Además, en el artículo 4 de la norma, por ejemplo, se menciona que los recursos que se encuentran en la Amazonía pertenecen a todo el territorio nacional, y serán distribuidos equitativamente. Además, que el uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables de esa circunscripción deberá realizarse dentro de los límites de regeneración de los ciclos vitales.

“El aprovechamiento de los recursos naturales no renovables se realizará con procedimientos que no causen daños irreversibles en los sistemas naturales, procurando una distribución justa de sus beneficios económicos”, dice el artículo 5. En el tema económico, se propone la creación del Fondo para el Ecodesarrollo Regional Amazónico (FERA) que se financiará con una asignación equivalente al 2% del precio de venta por cada barril de petróleo que se extraiga en la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, y que se comercialice en el mercado interno y externo.

Para el financiamiento del FERA las empresas nacionales y extranjeros, públicas o privadas, dedicadas a la explotación petrolera en la Amazonía ecuatoriana, depositarán mensualmente estos valores en la cuenta especial del Banco Central del Ecuador. Los fondos recolectados con este método se repartirán así: 2% para los gobiernos autónomos descentralizados provinciales de Napo, Sucumbíos, Orellana, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe; el 58% para los gobiernos municipales; y el 6% para los gobiernos parroquiales rurales.

Y el 8% restante irá al fondo común para la circunscripción que será administrado por la Secretaría técnica para el Ecodesarrollo Regional Amazónico, entidad que será adscrita al órgano de planificación nacional. El FERE se financiará en un 60% de las regalías mineras generadas en la Circunscripción, que deberán ser destinadas a proyectos de inversión social y desarrollo territorial o productivo; en un 30% del superávit que obtengan las empresas públicas generadoras de electricidad en fase de operación, generado en la Amazonía. El otro 10% del financiamiento no se especifica en la norma. Los recursos de este fondo se destinarán al financiamiento de programas y proyecto de inversión social y desarrollo territorial que podrán ser ejecutados por el Gobierno Nacional o los Gobiernos Autónomos.

Estas entidades presentarán proyectos que serán priorizados por la Secretaría. Al menos un tercio de los recursos de este fondo, se destinarán a las áreas de influencia de los proyectos de explotación hidrocarburífera, minera y eléctrica. A la documentación enviada por Correa, se agrega un oficio remitido por el ministro de Finanzas, Patricio Rivera, en el que se asegura que este proyecto de Ley, según la competencia de esa Cartera de Estado, no tendrá ningún impacto presupuestario o fiscal que afecte al país.

 

DIARIO LA HORA: 

El proyecto de Ley Amazónica, remitido por el Ejecutivo el viernes a la Asamblea, genera criterios opuestos entre los legisladores de esa región del país.

Magali Orellana (Pachakutik), representante de Orellana, considera que es un proyecto que se enmarca en la campaña electoral del movimiento oficialista para entrar en la región Amazónica, donde algunos sectores se oponen a la actividad petrolera y a la minera; y para apaciguar los ánimos de los pobladores en Morona Santiago, donde se produjo el ataque de nativos a un campamento minero de la zona.

“El presidente (Rafael) Correa sabe que el candidato salvavidas que pusieron, como es Lenín Moreno, está yéndose ‘de picada’ por todo lo que sucede en el país. Es una de las acciones que Correa toma en su desesperación por tratar de apaciguar la opinión pública”, dijo.

Sin embargo, el bloque amazónico del oficialismo, liderado por Óscar Ledesma, de Pastaza, defendió el proyecto y aseguró que no hay intencionalidad electoral ya que ninguno de los que integran este bloque va por la reelección.

Ledesma dijo que es un proyecto necesario para la región para determinar otro modelo de desarrollo y precautelar el ambiente de la zona. “Nosotros hemos venido todo el tiempo trabajando en este tema y nuestro compromiso es hasta el 13 de mayo dejar esta Ley, ojalá, publicada en el Registro Oficial”, aseguró Ledesma. (HCR)