Blog Page Title

El autismo y la pirotecnia del Año Nuevo

El cielo lleno de colores por los fuegos artificiales puede ser un verdadero espectáculo, pero hay quienes no lo disfrutan, al contrario, sufren, como los niños con trastorno del espectro autista.

Por su sensibilidad auditiva, todo ese ruido del Fin de Año puede volverse un calvario. Nuris Morin, psicóloga clínica del Centro de Estimulación Integral La Tahona, en Venezuela, indicó que el nivel de afectación varía de acuerdo al grado de autismo, ya sea leve, moderado o profundo.

La experta indicó, en una nota de prensa publicado en el portal La Patilla, de se país, que dichas explosiones pueden estimular conductas inadecuadas en estas personas y corren el riesgo de descargas motoras, lesionarse, autolesionarse, entre otras manifestaciones. Ella sugiere hablar con los niños antes de la fecha, “es fundamental explicarles esta situación previamente para que no se desacomoden tanto”, dijo.

También se puede amortiguar el ruido con música del gusto de los pequeños, con un par de audífonos.

Morin añadió que para las personas que se encuentren con una medicación específica, su médico puede autorizar una dosis más fuerte para controlar la ansiedad en esos momentos. (F)

http://www.eluniverso.com/