Blog Page Title

El uso de plumas propias y del escáner acaparó control

La verificación de que el material de las Juntas Receptoras del Voto (JRV) esté completo, el uso de plumas propias y el nuevo mecanismo de escanear las actas con los resultados en los mismos recintos electorales centró el control de los delegados de los movimientos y partidos en la circunscripción 2 del cantón Guayaquil, en la que debían sufragar 691.704 electores.

A Gabriela Vergara, jefa de la delegación de Fuerza Ecuador (FE) en la Universidad Laica Vicente Rocafuerte, le preocupaba que el llamado a los ciudadanos de que llevaran sus plumas para marcar el voto no habría surtido efecto.

En la escuela Francisco Zevallos Reyra, en Lomas de la Florida, donde votó Mayra Lastra, ella lo refirió: “Yo me olvidé de traer mi esfero, varios familiares y amigos me recomendaron traer mi propia pluma, pero por mi apuro de salir se me quedó en casa”, afirmó.

En el colegio Aguirre Abad había juntas receptoras del voto que se conformaron con un solo biombo cuando debían ser dos para albergar el total de papeletas, según dijo Giovanny Narváez, delegado de la alianza CREO-SUMA. Este inconveniente se superó durante el transcurso del proceso

Mientras, el acceso al sitio donde se iban a escanear las actas con los resultados que se elaboran en las JRV era restringido. En la mañana, solo ingresaban las personas con credenciales y chalecos del CNE.

Algunos de los delegados llegaron desde la madrugada a los recintos como Génesis López, enviada del movimiento oficialista Alianza PAÍS (AP) a la Unidad Educativa Nuestra Madre de la Merced, quien estuvo en el sitio cerca de las 04:00. Dijo que al término de la jornada debía trasladarse a las oficinas del CNE en Guayaquil, cuando ya las actas se publicaran de las mesas que debió controlar.

Sin embargo, los representantes de la alianza PSC-Madera de Guerrero, asignados a la Unidad Educativa Francisco García Jiménez-Fe y Alegría, de la parroquia Pascuales, afirmaron que recién pudieron ingresar al recinto electoral con los primeros votantes después de las 07:50. Una de ellas, Bárbara Barba, dijo que en este recinto el CNE no coordinó la ubicación de las mesas: “Hay personas que reclaman porque están saltadas”, agregó.

Algo similar pasó en la Academia Naval Almirante Illingworth (ANAI), donde Jimmy Jurado, veedor del PSC-MG, indicó que no se les permitía el ingreso a las aulas donde se sufragaba tanto a su partido como al resto de delegados, incluidos los de AP y FE.

La sala de escaneo de la ANAI tuvo que ser cambiada de lugar porque el sitio donde se había previsto colocarla no tenía acceso a internet, según explicó la coordinación del recinto.

Pese a estos hechos puntuales, la mayoría de los delegados concordaron que el proceso electoral se desarrolló sin mayores anomalías. Es el caso de la Unidad Educativa Carlos Julio Arosemena, de la parroquia Pascuales, según concordaron los delegados de AP y PSC.

Más temprano, en este mismo recinto, dos personas intentaron ingresar con la camiseta del partido oficialista pero fueron retiradas por los encargados de la seguridad del lugar, según la delegada del movimiento Centro Democrático. En esta escuela se instalaron dos escánneres para realizar el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral, que informó que en el 79% de las JRV se detectó el control de las organizaciones con corte a las 15:00. (I)

Un total de 132.078 ciudadanos se inscribieron para estar presentes en los recintos electorales en representación de las organizaciones políticas.

http://www.eluniverso.com/