Buzos y mate con una vela en busca de 2 desaparecidos en río de Manabí

Además de los buzos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía y socorristas del Cuerpo de Bomberos y otras entidades de ayuda, grupos de pobladores, utilizando un mate y una vela, participaron ayer en las tareas de búsqueda de los cuerpos de dos jóvenes que el domingo pasado desaparecieron en las correntosas aguas del río Carrizal, aguas arriba de Calceta, cabecera cantonal de Bolívar.

El uso del denominado ‘mateancho’ en la búsqueda de ahogados es una vieja creencia que aún está vigente en el campo manabita y de toda la Costa ecuatoriana. Consiste en prender una vela en un mate, el que se desplaza desde el lugar donde se originó el siniestro. Cuando este se detiene y comienza a dar vueltas, allí estaría el cuerpo del ahogado. Esa es la hipótesis que, a decir de las personas de edad adulta, ha dado resultados en hechos similares.

Lea también: Dos jóvenes desaparecen en río de Manabí mientras jugaban con sus amigos

La desgracia se dio cuando un grupo de amigos bajaba por el río Carrizal, correntoso en estos días de invierno, a bordo de botes improvisados en neumáticos de vehículos. Cuando estaban a la altura del sector El Paraíso, a tres kilómetros de la cabecera cantonal, Iván Baldomero Vera Lucas, de 20 años, y Adonis José Bermeulli, de 17, zozobraron en la corriente.

Según Reiner Vera, tío de uno de los fallecidos, en una curva, un remolino los llevó hacia una palizada de donde no pudieron salir ambos jóvenes. Otro de los acompañantes logró salvarse de milagro.

Conocido el hecho, los organismos de socorro como Protección Civil, Bomberos y Policía de Bolívar empezaron a las 16:00 del domingo a rastrear el lugar, sin resultados hasta avanzadas horas de la noche.

Ayer a primera hora se reanudó la búsqueda con ayuda de un equipo de buzos del Cuerpo de Bomberos de Manta y del GIR, Protección Civil, Unidad de Riesgo Municipal, familiares y amigos de los desaparecidos. Todo sin éxito hasta las 15:30.

Baldomero Vera era estudiante de la Escuela Politécnica de Manabí, de Calceta, donde cursaba la especialidad de Pecuaria, mientras que Bermeulli cursaba el tercer año de bachillerato de la Unidad Educativa Monserrate Álava, donde en los próximos días culminaría su instrucción secundaria y sus familiares tenían previsto en el transcurso de la presente semana festejar sus 18 años.

Según los bomberos, para facilitar el trabajo de rastreo se solicitó a quienes operan la presa la Esperanza el cierre de las compuertas para que baje el caudal del agua y proceder a las labores con mayor seguridad.

Mientras, familiares como Erika Lucas lamentaban el suceso y esperaban que aparezcan los cuerpos. (I)

http://www.eluniverso.com


A %d blogueros les gusta esto: