Blog Page Title

En Trujillo se suspende puente aéreo para afectados

El fuerte invierno no da tregua en la zona norte de Perú. La región de Piura sufrió 10 horas de lluvias ayer y poblados como Sullana quedaro inundados.

El canal Vía de Sullana, ubicado en la ciudad del mismo nombre, llegó a su máxima capacidad y se desbordó, informó la prensa de ese país.

Videos aficionados mostraban como la fuerza de las aguas cruzaban las calles de esa localidad ante la mirada atónita de la gente.

En varios sectores de Piura, ubicada a unas 12 horas en carro de Guayaquil, se reportó la caída de árboles, colapsaron los desagües y se dañaron pistas.

Más cerca de la frontera con Ecuador, en el balneario de Máncora las lluvias afectaron asentamientos como La Molina, de 15 de Enero, Santa Rosa, Santa Clarita y 1 de Mayo, según informó El Comercio.

Mientras que en Trujillo decenas de personas están varadas en el aeropuerto Carlos Martínez de Trujillo a la espera de abordar los aviones de la Fuerza Aérea.

Varios afectados pasaron la noche en las afueras de esa terminal con la esperanza de abordar esos aviones que los lleven a Lima para reencontrarse con sus familiares o avanzar hacia otros poblados.

La Fuerza Aérea de Perú (FAP) ha realizado desde hace cinco días esos puentes aéreos para trasladar a personas que no pueden moverse por la afectación en las vías. La entidad ha indicado que en esos vuelos se está dando prioridad a personas vulnerables.

El Niño Costero, como se ha denominado a este fenómeno en el vecino país, puede afectar aún más a la baja el PIB en al menos 0,3 puntos porcentuales si las lluvias acaban pronto, estiman especialistas.

Perú es el segundo mayor productor mundial de plata, tercero de cobre y quinto de oro. En el 2016 sus exportaciones totales crecieron en un 7,6%, el mejor de la región, con 1.730 millones de dólares de superávit en su balanza comercial. Pero hoy tiene cortadas varias vías y puentes, además de los rieles del ferrocarril central, por donde baja la producción minera a sus puertos para enviarse al exterior.

Es, además, el mayor productor mundial de harina de pescado, y el sobrecalentamiento de la temperatura del mar puede ahuyentar algunas especies vitales para la actividad. A ello se suma que su importante producción agrícola para exportación está en el norte, la zona más golpeada. (I)

http://www.eluniverso.com/