Blog Page Title

Temor a ‘poderes ilimitados’ que otorgó el Tribunal Supremo de Justicia a Nicolás Maduro

El retiro de la inmunidad a los diputados en Venezuela abre la posibilidad de enjuiciarlos penalmente, lo que según analistas podría aprovechar el gobierno de Nicolás Maduro para responder con mayor radicalismo a la creciente presión internacional frente a la crisis.

Justo cuando el país enfrenta posibles sanciones en la Organización de Estados Americanos (OEA) por el deterioro político y económico, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dejó sin fuero a los legisladores, expuestos ahora a ser acusados incluso por delitos militares.

Lo hizo con una sentencia que anula un reciente acuerdo de la mayoría opositora, que pidió aplicar a Venezuela la Carta Democrática, mecanismo que prevé suspender al país de la OEA en caso de ruptura del hilo constitucional.

 

“El Gobierno está tratando de aumentar la presión sobre los parlamentarios y la comunidad internacional, diciendo que está dispuesto a tomar represalias y apresar a líderes opositores que estén buscando ayuda en el exterior”, dijo el analista Benigno Alarcón.

Acusado por la oposición de servir al Gobierno, el TSJ alega que los asambleístas carecen de fuero porque están en desacato, al no haber desvinculado a tres diputados opositores acusados de fraude electoral. Con ese argumento ha anulado todas sus decisiones.

El TSJ también se hizo eco de los alegatos de Maduro de que, al pedir la aplicación de la Carta Democrática, lo cual rechaza, los asambleístas incurrieron en “traición a la patria”, delito castigado hasta con 30 años de cárcel.

 

“La Carta es un tema que les preocupa mucho y están tratando de evitar que la oposición, a través de la Asamblea, el único órgano que controla, interactúe con actores internacionales”, indicó Alarcón.

“Es una sentencia histórica”, celebró Maduro.

La ONG venezolana Foro Penal rechazó la sentencia del TSJ porque “otorga poderes extraordinarios” a Maduro y señaló que el máximo tribunal incurre en una violación ‘flagrante’ de la Constitución. “Usurpa las atribuciones del propio presidente al ordenarle que evalúe el comportamiento de las organizaciones internacionales”, recogió analitica.com.

Se habilita al presidente para reformar leyes como el Código de Justicia Militar, Código Penal, Código Orgánico Procesal Penal, Ley Contra la Corrupción, Ley Contra la Delincuencia Organizada, Ley Contra el Financiamiento del Terrorismo, entre otras leyes penales, lo cual no puede hacer Maduro como presidente, aun con una decisión de TSJ, detalló en Globovisión el constitucionalista José Vicente Haro, quien refirió que le están otorgando facultades exorbitantes e ilimitadas a Maduro. (I)

http://www.eluniverso.com