Bajo lodo quedan tumbas y familias evacúan poblado en Jipijapa

Wagner Asunción buscaba ayer sobre una zona fangosa los restos de algunos parientes. Es el cementerio de la comunidad El Páramo, de la parroquia El Anegado, de Jipijapa, donde algunas bóvedas fueron arrasadas por el deslizamiento ocurrido la tarde del lunes en varias comunidades de esta parroquia.

Otro vecino de la comunidad El Corozo (aledaña a El Páramo) hurgaba en la zona deslizada y pudo detectar ropa de un niño que presuntamente recién había sido enterrado, esto mientras que un bloque de seis bóvedas se había desplazado unos 120 metros.

Daniel Lino dijo que en este cementerio están enterradas personas cuyos parientes en muchos casos ya no residen en comunidades como El Páramo, El Corozo, Las Dolores, Santa Lucía, Flor del Salto o Los Vergeles, pues en busca de un mejor futuro han migrado, principalmente a Guayaquil.

“Deben venir a ver a sus familiares y buscarlos bajo el lodo, no sabemos cuántas tumbas fueron arrasadas”, refirió.

Edilma Indacochea, presidenta de la junta parroquial de El Anegado, indicó que al menos unas 8 bóvedas habrían sido arrasadas por una avalancha de tierra y enfatizó que el cementerio debe ser reubicado.

Pero el drama no se queda solo en dicho camposanto. En la vecina comunidad de El Corozo, unas 17 familias fueron reubicadas luego de los deslizamientos suscitados en el cerro que lleva el nombre de esta comunidad, tras las fuertes lluvias del lunes.

Ángel Chóez, teniente político de la parroquia El Anegado, dijo que 17 familias fueron evacuadas a casas de parientes acogientes, pues sus viviendas presentan inconvenientes por deslizamientos.

Las vías en el sector de El Corozo están sitiadas por deslizamientos y sus accesos presentan grietas. Incluso, ayer, en una de las aberturas de una calle cayó un burro que transportaba alimentos de una finca.

Marciano Lino, dirigente de El Corozo, expresó que las 80 familias que residen cerca del cerro deben ser evacuadas, para prevenir riesgos ante nuevas lluvias. (I)

Portoviejo
Socavón

Comunidad
Parte de una casa ubicada en la calle 12 de Marzo y cerca al río Portoviejo cedió. William Mera, segundo jefe del Cuerpo de Bomberos, dijo que la parte de la cocina socavó presuntamente por la fuerza del afluente, que se ha desbordado tras las últimas lluvias suscitadas en Manabí. Mera indicó que los dueños de otras moradas cercanas deben revisar las condiciones de sus viviendas.

http://www.eluniverso.com/


A %d blogueros les gusta esto: