Blog Page Title

Táctica de Nicolás Maduro para ‘ganar perdiendo’ la Constituyente

Caracas –

El presidente Nicolás Maduro está empeñado a fondo en sacar adelante una Asamblea Constituyente, que vislumbra como un poder “por encima de la ley” para resolver la crisis.

Sus adversarios la califican como un ‘fraude’ de Maduro para eludir elecciones y aferrarse al poder, por lo que prometen escalar las protestas.

La mecánica electoral fue diseñada por el Gobierno, que asegura que no será una Constituyente ‘partidista’, sino que surgirá del “poder primario”: la ciudadanía. No habrá referendo para validar la convocatoria, cuyo trámite está a cargo del Poder Electoral, acusado de servir a Maduro.

Se escogerán 545 asambleístas, de ellos 364 se elegirán por votación territorial, 173 por sectores sociales y 8 por comunidades indígenas. Dentro de los 364 se escogerá un delegado por cada uno de los 335 municipios, incluidas las 23 capitales de Estado; 23 más por esas capitales; y 6 adicionales –7 en total– en el municipio caraqueño de Libertador, gobernado por el chavismo.

En 311 municipios será nominal, con candidatos identificados con nombre y apellido. Los restantes 53 tendrán elecciones por lista. La plancha ganadora elige un asambleísta; la otra curul será para la segunda fuerza electoral. Si la lista de mayor votación duplica a la segunda, obtendrá ambos delegados.

El oficialismo buscaría así asegurarse representación, aun cuando sus candidatos pierdan, según analistas.

En las elecciones de 2015 la oposición le arrebató al chavismo el control del Legislativo con 56,2% de los votos.

Eugenio Martínez, experto electoral, considera que el voto oficialista tendrá mayor peso en el proceso constituyente, pues hay municipios urbanos que exceden 30 veces la población de localidades rurales, pero cada uno elegirá un delegado. Tradicionalmente, el chavismo es fuerte en zonas rurales apartadas, mientras las urbes más pobladas son bastiones electorales opositores.

Esta estrategia representa un intento de resolver el problema que el Gobierno ha estado evadiendo desde 2016: ¿cómo ganar elecciones con el 20% (quizás 30%) de los votos? O dicho de otra forma: ¿cómo ganar perdiendo?, indicó en un artículo el portal prodavinci.com.

El medio expone un mecanimo de manipulación electoral y cómo la desproporcionalidad favorecerá al chavismo. Ejemplifica que en el caso de los tres municipios del estado de Amazonas, con 7.605 electores tendrán 3 constituyentistas, más representantes que el municipio Maracaibo del Estado Zulia que, con 941.974 electores, solo tendrá derecho a elegir 2 representantes. Así, el municipio Maroa en el estado Amazonas, con 1.939 votantes, tiene un poder de voto 250 veces mayor que Maracaibo con más de 900 mil votantes.

La Constituyente “es prácticamente una elección interna del PSUV”, dijo ayer, al referirse al gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, el líder opositor Henrique Capriles, quien ayer recibió golpes en el rostro por fuerzas de seguridad durante las protestas. “Fuimos emboscados, cuando nos retirábamos, por efectivos GNB, robados, golpeados, todo mi equipo está herido!”, escribió en Twitter. (I)

http://www.eluniverso.com/