Blog Page Title

Premios en Rumania por una app y un cortometraje

El desarrollo de una aplicación celular que permite a los padres estar al tanto de las obligaciones escolares de sus hijos le valió un premio internacional a Daniel Palma y Carlos Jiménez, quienes cursan el tercer año de bachillerato en el colegio Mariscal Sucre.

A través de la app llegarán, a dispositivos móviles, notificaciones sobre tareas, exámenes, chequeos médicos y circulares. Además, los profesores podrán subir deberes, material de estudio y calificaciones. Los padres también podrán pautar citas con los docentes. “Todo eso a través de un clic”, detallaron los creadores de la aplicación.

El miércoles 7, cuando la app aún no estaba disponible en la AppStore, Daniel y Carlos, ambos de 16 años, aseguraron estar trabajando para que sea un recurso tecnológico gratuito.

Desarrollar el proyecto les tomó cerca de tres meses y contaron con la tutoría del profesor de Informática, Steven Mera. En el concurso Proyectos de Cómputo ‘Infomatrix’, que se desarrolló del 27 de abril al 1 de mayo en Bucarest, Rumania, ganaron en la categoría Desarrollo de Software.

Los jóvenes esperan después de graduarse viajar a Europa para seguir con sus estudios universitarios en Seguridad Informática. Se mostraron emocionados la tarjeta que recibieron de un jurado del concurso, un ingeniero de la multinacional Microsoft, que los invitó a hacer pasantías.

“Fue una gran experiencia, conocimos otras culturas y todas las presentaciones fueron en inglés. Competimos con proyectos europeos y ganamos”, mencionó un emocionado Daniel.

En total fueron 395 propuestas divididas en seis categorías. Y aunque es un concurso tecnológico, este año tuvo también una categoría de cortometrajes en la que dos compañeros de Palma y Jiménez fueron galardonados con la medalla de plata.

De los 40 cortometrajes que se expusieron en el concurso durante dos días, La visita, el corto que rodaron Érick Conde y Paula Marín en el patio del colegio con ayuda de compañeros y maestros, impresionó a muchos en Rumania.

“Dura 5 minutos y expone el abandono de adultos mayores en asilos y casas de acogida. Un tema que en Europa no es común, por eso creo que llamo la atención porque la mayoría de las propuestas eran sobre bullying y problemas juveniles”, mencionó Paula, quien pulió el guion del corto que se grabó durante una semana.

Ella aseguró que estudiará Comunicación Social, mientras Érick, quien se encargó de la producción y posproducción del filme, dijo que espera dedicarse profesionalmente a la producción visual por lo que busca una escuela de cine.

Los cuatro estudiantes primero estuvieron en Quito el 7 de marzo donde fueron acreditados para participar en el concurso internacional. Ahí fue la final latinoamericana donde participaron varios colegios de México y Argentina.

“Fuimos acreditados para representar al país solo cuatro proyectos; dos de Quito y las dos propuestas nuestras”, detalló Diego Zaldumbide, uno de los tutores que acompañó a los estudiantes en sus viajes. (I)

http://www.eluniverso.com/